Si hay un órgano importante en el cuerpo humano ese es el corazón. Seis semanas después de ser concebidos nuestro corazón comienza a latir y no deja de hacerlo hasta el final de nuestras vidas. Con un promedio de 3000 millones de latidos podemos asegurar que es nuestro músculo más fuerte. En cambio, probablemente la mayor parte de la población sabe más acerca del motor de su coche que del suyo propio.

Desde hace 18 años, hoy 29 de septiembre, se celebra el día mundial del corazón. El motivo es muy sencillo. Las enfermedades relacionadas con el corazón suponen la primera causa de muerte en el mundo. En España murieron casi 120000 personas por enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio. Se trata de la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres por detrás de los tumores.

Las enfermedades del corazón son las principales causas de muerte en España en el 2016.
Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE)

Ictus

Es la principal causa de muerte en las mujeres. Se produce cuando, en el cerebro, se interrumpe el flujo sanguíneo. Esto provoca que deje de recibir nutrientes y pueda darse muerte celular, lo que causa daño permanente. Los síntomas más frecuentes son hemiplejia, dificultad para hablar y perdida de equilibrio. En estos casos la atención temprana es primordial, por lo que si sospechas de estar sufriendo o ser testigo de un ictus llama al 112 cuanto antes.

Infografía con información sobre el ictus

Infarto agudo de miocardio

Se produce cuando, por obstrucción de una arteria, se da un riego sanguíneo insuficiente. Es la primera causa de muerte por enfermedad del corazón en hombres. En el caso de las mujeres, triplica a los fallecimientos por cáncer de mama.

En el caso del infarto los síntomas son más difusos. No siempre se dan todos a la vez, pero se caracterizan por un dolor o presión en la zona del esternón. Este dolor suele irradiar hacía el brazo izquierdo, la mandíbula o la espalda. Se trata de un dolor que no cede ni cambia con la respiración o la postura. Nuevamente, si eres testigo o sufres de un síntoma similar avisa al 112. Es necesario que, tanto adultos como niños, aprendan las nociones básicas de la reanimación cardiopulmonar. Podemos salvar vidas.

 

Angina de pecho

Mientras que los dos anteriores se podrían catalogar como accidentes cerebrovasculares, la angina de pecho se acercaría más a una enfermedad. Se trata de un tipo de cardiopatía isquémica provocada porque el corazón demanda más sangre de la que recibe. No es un amago de infarto. La angina puede remitir, el infarto no.

Imagina una habitación llena de gente. La puerta tiene dos hojas, pero solo una está abierta. Todo el mundo va saliendo poco a poco y sin apretones, pero, de repente, alguien empieza a empujar, todo el mundo se pone nervioso e intenta ir más rápido. La salida ya no será fluida y ordenada, sino atropellada y a golpes.

Eso es lo que pasa en el corazón cuando se da una angina de pecho. ¿Y por qué una de las hojas de la puerta esta cerrada? La causa es común a casi todas las enfermedades cardiovasculares.

Arterioesclerosis

La arterioesclerosis es la formación de placa en las paredes de las arterias. Las placas están compuestas principalmente por grasa y colesterol. Estas placas hacen que las arterias pierdan flexibilidad y, sobre todo, estrechan el conducto por el que tiene que pasar la sangre.

Estas placas pueden formarse en cualquier arteria, ya sean de las que irrigan el corazón, las que llevan sangre al cerebro o al resto del cuerpo. Las consecuencias pueden ser de dos tipos.

  • La placa va creciendo hasta cerrar por completo la arteria. En este caso, todo lo que esté después de la placa dejará de tener riego sanguíneo y se producirá muerte celular y necrosis. En el caso del cerebro hablaremos de un accidente cerebrovascular isquémico.
  • La placa se rompe. Cuando se da esto, la placa viaja por el sistema circulatorio hasta que tapona un vaso provocando un trombo. En función del vaso que tapone las consecuencias serán más o menos graves.

Aunque no se conoce la causa exacta de la formación de estas placas si se ha visto que el hábito tabáquico, el sobrepeso o la obesidad, la falta de ejercicio físico y la hipertensión son los principales factores de riesgo para su aparición. La mayoría de ellos son modificables.

Tratamiento

Cada enfermedad tiene un tratamiento específico, pero en todas ellas el objetivo es el mismo. Liberar los vasos afectados del trombo que los oprime, repararlos en el caso de que se hayan roto y, en el caso de un fallo cardiaco, restablecer su actividad. Para ello hay distintos medios como la colocación de un stent, un marcapasos o la utilización de un desfibrilador. Ahora es habitual que haya desfibriladores en muchos sitios, pero este debe ser utilizado por personal sanitario cualificado.

Gif que muestra la colocación de un stent en el corazón

Prevención

Dada la importancia de este órgano es muy importante cuidarlo y prevenir enfermedades que puedan afectarle. Para ello, es clave tanto la alimentación como el ejercicio físico. Además, debemos procurar reducir los factores de riesgo asociados a estas enfermedades. En España el gasto medio por persona en alcohol y tabaco es de 215,44 € siendo el tabaco el factor de riesgo más importante. Si fumas, busca ayuda y déjalo.

La obesidad es otro de los factores de riesgo en las enfermedades del corazón. Según la última encuesta del INE, más del 15% de la población adulta española padece obesidad. La obesidad aumenta las posibilidades de acumular grasa en órganos vitales lo que favorece la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Otro importante factor de riesgo de enfermedad coronaria es la hipertensión. En España, más del 40% de las personas mayores de 18 años sufren hipertensión. La dieta es un factor clave en la prevención y tratamiento de la hipertensión.

En conclusión, nos encontramos con que una de las principales causas de muerte es, en la gran mayor parte de los casos, evitable. Una vez más, es vital entender que mejorar nuestra alimentación, practicar ejercicio y llevar una vida más saludable va a mejorar nuestra salud. No busques perder peso, busca ganar salud. Puedes calcular tu riesgo cardiovascular haz click en el siguiente enlace.

Puede que también te interese...

SEPTIEMBRE 22, 2018

Nutrición y cáncer

Cáncer. Seis letras. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) el...

0

AGOSTO 15, 2018

La bomba del verano

Por desgracia, como pasa muchas veces en twitter, ha surgido una gran polémica y digo...

0

MAYO 16, 2018

De aquellos tratos…...

Esta historia comienza allá por 2015 cuando la OMS pública este informe instando a...

1

¿Me cuentas que te ha parecido?