Por desgracia, como pasa muchas veces en twitter, ha surgido una gran polémica y digo por desgracia, porque el revuelo que se ha montado alrededor de una denuncia, ha eclipsado por completo a la denuncia en sí. Me refiero a este tweet de Juan Revenga en el que se hace eco del anuncio de una heladería. Mucha gente ha entendido esto como un anuncio más con un toque original y gracioso. Incluso inocente. Voy a analizar dicho anuncio y espero que, si es vuestro caso, por lo menos reflexionéis un poco sobre ello.

Tuit de Juan Revenga

Para empezar os diré que, en estos tiempos, de inocente y casual en publicidad más bien pocas cosas. ¿Cuántas veces habéis visto que anuncios de este estilo se han hecho virales? Sobre todo en verano, no es raro encontrarnos con pizarras de bar con frases graciosas o reclamos ingeniosos. Los dueños de los negocios no suelen ser gente ajena al mundo de las redes sociales y, como es lógico, van a buscar ese efecto viral, por lo tanto deberíamos ir quitando ese barniz de inocencia casual que solemos atribuir a mucha de la publicidad que nos encontramos por la calle. El hecho de que no haya una gran marca detrás o no esté en televisión no quiere decir que ese mensaje no esté pensado y más que pensado. Ojo, no es una crítica. Esa vendrá después. Es totalmente lícito que cualquier profesional quiera publicitarse de la forma más eficiente posible en función de sus recursos.

Varios anuncios de pizarras de bar

Bien, volviendo al anuncio en cuestión creo que podemos dividirlo en tres secciones claramente diferenciadas. La primera nos dice “Atrévete con la bomba del verano”, después nos encontramos una imagen esquemática del producto en cuestión y, por último, nos despide con un “Hola Agosto, adiós operación bikini”.

Si nos centramos en ese primer mensaje, junto con la imagen del producto. Vemos como el reclamo no es el sabor del helado, lo refrescante que puede resultar o su precio. El reclamo es un reto. Desde un tiempo a esta parte y, sobre todo con el auge de los youtubers, encontramos como cada vez más marcas innovan en sus productos buscando que los consumidores lo tomen como un reto.

Tenemos, por ejemplo, un paquete de donettes entre los que uno de ellos es de sabor picante, en el anuncio decían directamente, atrévete. Más adelante, esta misma marca, lanzó otro producto en el que uno de sus bollos tiñe la lengua de azul, no todos, solo uno y, de hecho, los anuncios invitaban a utilizar sus productos como un reto, como un juego. Ambos productos están enmarcados bajo el Hastagh #DonettesTrolleoChallenge.

Hace algo más de tiempo, la marca Doritos, también lanzó un producto de este tipo al mercado. Una bolsa en la que una de las patatas era muy muy picante. Su slogan “Y tú, ¿Te atreves?”.

Aunque en el caso que nos ocupa  hablamos de otro tipo de reto. Supongo que todos vosotros habréis escuchando hablar del programa “Crónicas carnívoras”. Para los que no, os lo resumo de manera breve. Un hombre recorre distintos restaurantes de Estados Unidos (normalmente de comida rápida) realizando retos en los que tiene que comerse cantidades obscenas de comida. Este fenómeno no es nuevo. Por lo menos yo, recuerdo de series y películas americanas en los que se habla de concursos de comer perritos calientes, hamburguesas, etc.

Podemos pensar que esto se trata de un fenómeno televisivo lejano, pero aquí en nuestro país podemos encontrar una gran cantidad de restaurantes que ofrecen este tipo de retos. De hecho ya hay páginas que los recogen.

Anuncio de un reto de comida.

¿Cuántas veces se ha bromeado con que las mayores locuras han empezado con un “No hay huevos”? Estoy seguro de que muchos de vosotros tendréis alguna historia que contar a este respecto y algunas de ellas probablemente gire en torno a la comida.

Tenemos una de las cifras de obesidad infantil más altas del mundo. DEL MUN-DO. Hay muchos estudios que observan que padecer obesidad en la infancia o adolescencia es un factor que predispone a padecerla en la edad adulta (aquí tienes uno). Nos horrorizan los casos de comas etílicos en menores, nos echamos las manos a la cabeza cuando vemos que la edad en que nuestros hijos comienzan a fumar es a los 14 años. Mi pregunta es ¿Queremos adolescentes que se diviertan sometiendo su cuerpo a excesos como los que encontramos en esa página? ¿Queremos niños cuyo referente sea ese youtuber que se comió un helado enorme en menos de x minutos?

Como todo lo que tiene que ver con la publicidad tiene mucho que ver con el aspecto psicológico, me ha parecido adecuado contar en este post con Gema García. Ella está especializada en Trastornos de la Conducta Alimentaria y a la que por supuesto os recomiendo que sigáis si os interesa el tema. Esta es su reflexión al respecto de este apartado.

Vivimos en una época de extremos: los casos de trastornos alimentarios van en aumento, y los de obesidad también. Es cierto que no hay una sola variable que explique patologías tan complejas pero sabemos que el entorno sociocultural es un factor importante. Así que… algo estaremos haciendo (muy) mal, ¿no os parece?

Una vez un paciente me dijo: “Gema, la sociedad está enferma de trastornos alimentarios y obesidad”, y no le falta razón. Se nos venden constantemente mensajes equivocados (y además contradictorios): “Ponte a dieta” o “Come hasta reventar”. Ambos tipos de mensajes nos incitan a dejar de escuchar las señales del cuerpo, nos alientan a desatender a nuestras señales de hambre y saciedad en un sentido (cierra la boquita aunque estés hambriento/a) y en otro (aunque estés más que saciado/a sigue comiendo).

Respecto a la imagen destacar que no se trata de una foto apetitosa como estamos acostumbrados a ver en los establecimientos. No habla de los sabores de los helados. Presenta el producto como un listado de las distintas capas que tiene. Esta estrategia también es típica en esa clase de retos. No se presentan como ingredientes, son fases a superar.

Como vemos, la frase final hace referencia a la operación bikini. Bajo mi punto de vista, lo hace desde dos escenarios. Ambos igual de malos. Entendiendo que la operación bikini haya ido “bien” y, por lo tanto, puedes premiarte por ello o bien desde un punto de vista derrotista, ya que, al estar ya en agosto, poco puedes hacer si no has perdido lo que esperabas.

Se ha hablado mucho de la operación bikini y de los peligros que conlleva tanto a nivel físico como mental, continuamente se lanzan campañas en redes (#NiBikiniNiBikino) en contra de esta corriente que nos lleva (sobre todo a las mujeres) a querer perder una gran cantidad de kilos antes de que llegue el verano. Da igual como lo hagamos y las consecuencias que pueda tener.

Este tipo de mensajes perpetúan la idea de que hay que cumplir unos cánones de belleza y de que las dietas son procesos que empiezan y terminan y que merecen una recompensa. Presentan hacer dieta como malo.

Infografía de NorteSalud sobre la operación bikini
Errores y consecuencias de la operación bikini por NorteSalud

Antes he hablado de las cifras de obesidad infantil, la obesidad en adultos también es preocupante y la prevalencia de Trastornos de la Conducta Alimentaria derivados de repetir año tras año mil y una operaciones bikini cada vez es más alarmante. Mensajes como este hacen mucho daño a las personas que sufren por su cuerpo y que no consiguen que la imagen que devuelve el espejo no se empañe con lágrimas. También he pedido su opinión a Gema sobre este tema y esto es lo que piensa.

Dejemos por favor de jugar al juego de la operación bikini. ¿Sabéis lo que es la operación bikini? Una operación en la que mucha gente gana dinero a costa de tu salud. Sí, si… a costa de tu salud. Ninguna operación bikini es saludable, perder peso muy rápido y con hábitos que no puedes mantener a largo plazo es un engaño, ya que lo recuperarás tan rápido como lo has perdido, además de ponerte en grave peligro físico y psicológico. Por lo tanto, no digas “hola” ni “adiós” a ninguna operación nada, mucho mejor di “hola” a mantener hábitos de salud TODO EL AÑO.

Por lo tanto no. Ni es un mensaje inocente. Ni es casual. Ni es inofensivo.

Como conclusión final y haciendo una reflexión sobre toda la polémica que se ha creado he de decir que uno de los argumentos que se ha utilizado para atacar al profesional que la ha hecho es que se trataba de un pequeño negocio. No señores, lo siento, pero si las cosas se hacen mal, da igual que sea un pequeño comercio o la mayor multinacional. De hecho es curioso porque no hace demasiado tiempo, Carlos Ríos inicio una campaña denunciando una mala práctica realizada por los supermercados Alcampo y también fue muy criticado.

Todos estamos de acuerdo en que las tasas de obesidad y sobrepeso son alarmantes, todos estamos de acuerdo en que es un problema de salud pública y que la gente come cada vez peor, pero en cambio, cuando profesionales individuales, sin apoyo de ninguna institución denuncian públicamente (exponiéndose por completo) practicas que claramente van en contra de la salud pública, entonces los que son atacados y acusados de extremistas son ellos.

Si un profesional reconocido, con una larga carrera a sus espaldas, denuncia algo, lo menos que le debemos es el beneficio de la duda. Si en lugar de fijarnos en lo que denuncia buscamos el menor resquicio para atacarle, lo que conseguiremos es que las cosas que se hacen mal, sigan haciéndose mal. Debemos entender que divulgar no es únicamente dar recetas saludables, trucos culinarios o escribir sobre mitos alimentarios. Divulgar también es señalar cuando las cosas no se hacen bien.

Eso no quiere decir que no se puedan publicitar helados, bollería, refrescos o incluso alcohol. Lo que está mal es hacerlo confundiendo al consumidor o dando una imagen equivocada de lo que se está anunciando.

Es perfectamente entendible que gente no profesional o no sensibilizada con esta situación no alcance a ver toda la trascendencia que pueda tener un simple anuncio. En esos casos es lógico que no se entendiese la crítica. Si eres uno de ellos y he conseguido que reflexiones al respecto me alegro muchísimo. Espero que la próxima vez, antes de tildar de extremista a la persona que denuncia, sepas parar y pensar que puede que haya motivos que no conozcas.

 

Puede que también te interese...

SEPTIEMBRE 29, 2018

Día mundial del corazón

Si hay un órgano importante en el cuerpo humano ese es el corazón. Seis semanas...

0

SEPTIEMBRE 22, 2018

Nutrición y cáncer

Cáncer. Seis letras. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) el...

0

MAYO 16, 2018

De aquellos tratos…...

Esta historia comienza allá por 2015 cuando la OMS pública este informe instando a...

1

¿Me cuentas que te ha parecido?