El programa de «En el punto de mira» trató el tema de las dietas extremas, puedes ver el programa completo en este enlace. Pastillas quemagrasas, malla lingual o zumos detox son algunas de las soluciones fáciles que podemos encontrar a diario. En esta colaboración interviné en la parte de los zumos detox.

Como desarrollé en este post estos zumos se basan en una premisa falsa. Nuestro cuerpo no está intoxicado. El estrés y la contaminación son perjudiciales y debemos buscar la manera de evitarlos. Pero entre sus consecuencias, no se encuentra la intoxicación tal y como la definen en estas empresas. Cuando se da una intoxicación en nuestro organismo la solución no pasa por consumir batidos. Lavados de estómago o diálisis son algunos de los tratamientos indicados.

Por otro lado, este tipo de productos se venden como un comodín frente a una mala alimentación, una falta de ejercicio o un hábito alcohólico que no queremos corregir. Si, por un día de gimnasio, no compensamos el no hacer nada el resto del año, no podemos pensar que un batido compensa comer mal. Debemos entender la necesidad de mejorar nuestros hábitos de vida.

 

 

 

Como en todo, el marketing está tras estos productos. Ingredientes exóticos en cantidades ínfimas, atractivos colores, promesas de todo tipo, etc. Debemos acostumbrarnos a leer las etiquetas de todo lo que compremos. En el resto del envase, por desgracia, las empresas pueden decir casi lo que quieran. En cambio, en la etiqueta no.

Además de los zumos detox se tratan otro tipo de técnicas y suplementos que podemos encontrar hoy en día. Por desgracia, la globalización e internet, también tiene cosas malas y esta es una de ellas. Permite a estafadores vender sus productos o realizar peligrosas intervenciones. Es importante que, como consumidores, intentemos estar informados y atentos para detectar este tipo de casos y evitarlos.

Puede que también te interese...

¿Me cuentas que te ha parecido?