Hace pocos años no era una situación rara que, en algún momento del día, nuestro estómago, dado que nosotros no atendíamos sus señales de hambre, lanzará un SOS desesperado en forma de rugido estomacal para que cualquier alma caritativa lo pudiera escuchar y se apiadará de él.

Si nos ponemos algo más científicos esas llamadas de SOS se denominan borborigmos y, cuando tenemos hambre, se producen debido a que el organismo activa los intestinos para que asimilen los nutrientes que puedan quedar a lo largo del tracto digestivo y este, al estar vacio, resuena más fuerte que cuando está lleno.

Gif de Homer con hambre
ÉL no podía faltar en este post.

Tras una charla con Juan Revenga a raíz de su artículo sobre ayuno intermitente (te recomiendo enormemente que lo leas) surgió la reflexión de que vivimos en un momento de «sobredisponibilidad» alimentaria que es muy reciente en la historia del ser humano.

De manera muy general se podría decir que estamos genéticamente preparados para ingerir gran cantidad de alimento y acumular una importante cantidad de grasa. Como estrategia evolutiva es perfecta cuando no se sabía cuando se iba a volver a comer, pero en la actualidad, que lo habitual es tener una gran disponibilidad de recursos, digamos que es uno de los factores que intervienen en muchos de nuestros problemas.

La cuestión es que actualmente tenemos a nuestra disposición tal cantidad de alimentos que el hambre, como respuesta fisiológica a la falta de alimentos, ha sido prácticamente erradicada como si de un virus se tratará (obviamente me refiero a la gente que tiene acceso a esa sobrealimentación). Echa la vista atrás y piensa cuando ha sido la última vez que te han sonado las tripas por hambre. ¿Recuerdas esa molestia en la boca del estómago que poco a poco va aumentando hasta convertirse en dolor?

Estoy seguro de que sí, pero ¿Cuántas veces a la semana te pasa? ¿Al mes? Es más, me atrevo a predecir que en la mayor parte de los casos se ha debido a un imprevisto o un cambio de planes.

El acto de comer ha pasado a ser un hito más de nuestra rutina y, como tal, ha perdido su función de calmar el hambre. No comemos para no tener hambre, comemos para parar de trabajar y descansar un rato antes de volver a la oficina, para juntarnos con nuestra familia antes de que los niños se vayan al cole y no los veas a la tarde, para hablar de cómo nos ha ido el día, etc. El principal motivo para comer es, sencillamente, porque toca. Independientemente de si tenemos más o menos hambre.

Es innegable el factor social y de placer que rodea a la comida, pero creo que la mayoría de las veces llega a ser el único factor. Como ya desarrollé en este otro artículo es sorprendentemente triste que seamos capaces de convertir en un problema tanto la falta de alimentos como el acceso a ellos.

Tras leer estas líneas no quiero que te fustigues y esperes a sentir que se te nubla la vista antes de volver a comer, pero si me parece interesante que demos un poco más de peso al aspecto fisiológico de la comida y un poco menos al social, ya que creo que nos iría bastante mejor si intentásemos amoldar nuestra rutina a lo que realmente nos pide nuestro cuerpo en lugar de prácticamente obviar las señales que nos manda.

Gif de Bart pasando hambre
¿Será esto ya hambre suficiente para Nutri_Daniel?

Seguramente muchos estaréis pensando que si realmente escucháis a vuestro cuerpo estaríais todo el día comiendo, puede que sea así, pero casi con total seguridad ese hambre que decís tener esté más en vuestra cabeza que en vuestro estómago. Como dice el refranero popular, muchas veces mezclamos el hambre con las ganas de comer.

Contextualicemos las cosas, no le tengamos miedo, en nuestro entorno, a las pequeñas señales que nos manda nuestro cuerpo, ni dejemos que la ansiedad nos domine a la hora de calmarla. Debemos recordar que alimentarnos es un acto fisiológico que cumple una función. Pasemos a darle algo más de peso a esa función y reduzcámosla al aspecto placentero, social o de rutina.

 

Puede que también te interese...

MAYO 28, 2019

Productos adelgazantes…...

Metidos ya de lleno en la operación bikini, en las farmacias, aumenta la oferta y la...

0

ABRIL 29, 2019

Aquarius Raygo, cuando lo...

Coca-cola acaba de lanzar al mercado un nuevo producto. Las bebidas Aquarius Ray-go. Las...

2

SEPTIEMBRE 29, 2018

Día mundial del corazón

Si hay un órgano importante en el cuerpo humano ese es el corazón. Seis semanas...

0

¿Me cuentas que te ha parecido?