La Actitud se refiere a la mentalidad con que se enfrenta este proyecto de vida que es el cambio de hábitos. Lamentablemente desde hace mucho tiempo se ha asociado la pérdida de peso con una cuestión meramente estética. Especialmente en las mujeres, el éxito se asocia a un cuerpo bonito (que no siempre sano) y esto genera una gran cantidad de frustraciones y obsesiones que nada tienen que ver con la salud.

 

Rinoceronte en actitud exhausta haciendo ejercicio para parecerse a un unicornio.
¿Has fijado bien tus objetivos?

Por ello, es lógico que la gente centre su Actitud en la pérdida de peso y, la principal motivación que hay detrás de esa pérdida de peso, suele ser sencillamente por estética. Por lo tanto, el objetivo e indicador de éxito o fracaso pasa a ser la cantidad de kilos perdidos. Seguramente te estarás preguntando qué tiene de malo esto, puesto que muy probablemente sea exactamente por lo que estás aquí leyéndome.

Evidentemente la imagen corporal es muy importante, todos queremos mirarnos al espejo y estar satisfechos con lo que vemos. El problema está en que detrás de esa imagen hay mucho más que algo meramente estético. La salud. Y esta debería ser nuestra principal motivación y nuestro principal objetivo. Ganar salud. Si no tenemos salud, da igual que nos guste lo que vemos en el espejo. No lo veremos durante mucho tiempo.

Pero Daniel, tu mejor que nadie sabes la relación que hay entre peso y salud y yo tengo sobrepeso ¿En que cambia que yo quiera perder peso por estética o por salud?

Sencillo, estamos ante un cambio de hábitos nada fácil, es muy difícil conseguirlo y uno de los factores que va a determinar el éxito o el fracaso de este cambio es la Actitud, que está íntimamente relacionada con la motivación que, a su vez, está íntimamente relacionada con el objetivo.

Imagina que tienes que participar en una carrera y te dan a elegir entre una bici tipo tándem con otra persona de la que no sabes nada o una bici normal. ¿Cuál elegirías? La otra persona del tándem puede ser Miguel Induráin con lo cual podrías ganar la carrera fácilmente con su ayuda, pero también puede ser una persona que no ha montado en bici en su vida, por lo que, sin duda, te retrasará. En definitiva, en el tándem, el resultado no dependerá únicamente de ti, mientras que en la bici normal sí. ¿Qué elegirías? Yo lo tengo claro, prefiero la seguridad de que el resultado dependa únicamente de mi mismo.

Trasladando este ejemplo a la dieta el tándem sería centrar nuestro objetivo en un número específico de kilos y, centrarlo en el cambio de hábitos, la bici normal.

¿Por qué es así? Sigue leyendo…

Detrás del peso hay mucho más…

Siento decirte que perder peso no depende únicamente de ti, hay otros determinantes en los que no podemos influir como la genética, el metabolismo, la microbiota y un larguísimo etc. Por lo tanto existe la posibilidad de que no lo consigas o no al ritmo ni en la cantidad que tú quisieras. Una vez más los compañeros de NorteSalud reflejan perfectamente esta situación con esta infografia y este post.

Si tu objetivo es la pérdida de peso y esta no se da, eso te va a provocar frustración, esta frustración va a acabar con tu Actitud y va a arrastrar a las otras dos Aes de nuestro cambio de hábitos, por lo que difícilmente se va a cumplir.

Por el contrario, si no basamos el éxito o el fracaso de este proceso en el número de kilos perdidos si no en el cambio real de hábitos conseguiremos un mayor protagonismo en dicho proceso, ya que sobre este factor si somos los últimos responsables. No puedes decidir que tu cuerpo pierda grasa, pero si puedes decidir subir por las escaleras en lugar de coger el ascensor.

De esta manera nos será más fácil mantener una buena actitud con respecto a nuestro proceso. Además, el cambio de hábitos es el objetivo que garantiza unos resultados a largo plazo y el que va a mejorar notablemente nuestra salud.

 

Nota: Este post pertenece a una serie de tres artículos donde desarrollo los pilares que yo considero fundamentales a la hora de encarar un proceso de mejora de nuestro estilo de vida. Si quieres leer más aquí hablo sobre la Alimentación y aquí sobre la Actividad.

Puede que también te interese...

SEPTIEMBRE 29, 2018

Día mundial del corazón

Si hay un órgano importante en el cuerpo humano ese es el corazón. Seis semanas...

0

SEPTIEMBRE 22, 2018

Nutrición y cáncer

Cáncer. Seis letras. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) el...

0

AGOSTO 15, 2018

La bomba del verano

Por desgracia, como pasa muchas veces en twitter, ha surgido una gran polémica y digo...

0

Comments

2

  • […] Me parece muy triste pensar de esa manera. Aunque sea difícil y lleve tiempo, se pueden conseguir cambios en los hábitos alimentarios que nos lleven a mejorar nuestra salud y estado físico. Por eso no me canso de insistir en la importancia de cambiar el objetivo. No pensar en el número que nos devuelve la báscula sino en cambiar nuestros hábitos y mejorar nuestra salud global. El peso es consecuencia, no objetivo. […]